Archivo documental digitalizado del activismo lésbico, conformado por producciones gráficas y teóricas, registros fotográficos y sonoros, encuentros reflexivos y acciones callejeras de grupos y activistas lesbianas de diferentes momentos históricos, múltiples posiciones políticas, y diversas geografías
de Argentina. Está en permanente construcción, recibiendo nuevos aportes y colaboraciones.

viernes, 30 de marzo de 1984

jueves, 1 de marzo de 1984

Elena Napolitano


Colaboración de Elena Napolitano, lesbiana co-fundadora del Grupo Federativo Gay, en la revista Postdata Órgano oficial del GFG , solo dos números publicados. 


PARA HACERLA CORTA ....
no necesito que me comprendan.
sólo quiero que no me jodan.
cuando nací me pusieron escarpines rosa. después me dieron muñecas para que fuera practicando. después la abuela me dijo "-nena buscate un novio trabajador y casate de blanco".
un día me miré en un espejo y me quise suicidar. y lloré. lloré muchísimo.
finalmente me enamoré de viviana.
en lo que llevo de vida ya respondí dos millones de preguntas. vi escapar asustadas de todas clases. me banqué a todos los amigos bien intencionados (y lo mas triste es que era verdad) que querían ayudarme a "ser normal". una cálida tarde de verano mi madre me gritó "-sos lo peor que hay !!!". súbitamente a mi padre empezó a dolerle el pecho del lado izquierdo. el médico de la familia dijo que "lo mío era una "desviación" y me sugirió cambiar a mi amada psicoanalista por un buen psiquiatra.
a los que me hablaron de naturaleza y conservación de la especie les salí con el equilibrio ecológico que es, a mi juicio, la forma más directa de responder estúpidamente a un planteo estúpido. cuando "una amiga" me dijo que ya no quería ni verme porque no podía aceptar que una mujer eligiera no tener hijos simplemente me di vuelta y me fui silbando bajito. cuando tuve que explicarle a un cana el nombre, dirección y número de zapatos de la mujer con quien paseaba en ese momento, cómo, cuándo, y dónde nos habíamos conocido, mientras a dos metros otro le hacía a ella las mismas preguntas, (y quiso la suerte que las dos supiéramos lo suficiente como para que todo quedara ahí) eso fue la gota que me colmó el vaso. decidí que tenía que hacer algo y al poco tiempo me sumé al entonces incipiente movimiento gay.
hace mucho ya que estoy harta de manijazos, roles pre-fijados, trampas educacionales, cuentos, escarpines y otras mutilaciones.
ser normal o anormal me tiene sin cuidado.
que la iglesia me excomulgue. que la ciencia debata a mi alrededor. que hagan lo que quieran cuando no tienen nada que hacer.
pero no esperen que me ate al cuello la piedra de la culpa.
no me quitaran la alegría y el derecho de amar plenamente; de vivir mi sexualidad basada en el placer y no en las necesidades de la producción. no soy una máquina engendradora de fuerza de trabajo.
soy una mujer. una persona. 
y estoy en este mundo para vivir.
no para ser clasificada.

elena napolitano 


Fuente: Archivo Monalí - archivomonali@gmail.com
Agradecemos a Juan Pablo Queiroz habernos acercado este material.