Archivo documental digitalizado del activismo lésbico, conformado por producciones gráficas y teóricas, registros fotográficos y sonoros, encuentros reflexivos y acciones callejeras de grupos y activistas lesbianas de diferentes momentos históricos, múltiples posiciones políticas, y diversas geografías
de Argentina. Está en permanente construcción, recibiendo nuevos aportes y colaboraciones.

lunes, 12 de agosto de 2013

valeria flores



interruqciones
Ensayos de poética activista. Escritura, política, pedagogía

valeria flores
La mondonga dark 2013 (Neuquén)


Una interruqción como la del título se hace efectiva a partir de la boca, esfínter ineficaz para abarcar y fraguar exitosamente todos los sonidos; y esa dimensión rugosa del esfuerzo, que hace física y presente la tensión del nombre y la imposibilidad de nombrar, es aquella que intercepta y compromete un cuerpo cruzado por la duda. Esa ‘p’ no habla de presencias que se administran como sentidos en un alfabeto perceptual, sino que, en todo caso, produce la presencia como espasmo de sentido, o mejor dicho, desplaza la saciedad congruente de la presencia por la ansiedad eléctrica e incoherente de la insistencia.

De esta manera, la interruqción opera como un gesto de lúdica disidencia en relación a las demandas de los órdenes de visualidad contemporáneos: a diferencia de otras manifestaciones que florecen de mil maneras sustantivas en imágenes, la interrupción sólo se hace visible como acción (sobre la imagen), a través de sus efectos abrasivos sobre otras superficies, materiales y sentidos.


Prólogo
Morgan Ztardust
videasta y activista sado queer feminista


La interruqción es una práctica mal-educada, mal-avenida. Su acto consiste en insertar un corte en una conversación, un modelo, un acto, un movimiento, una quietud, un tiempo…y abrir la posibilidad a otros devenires u acontecimientos, a otras líneas de pensamiento. Desbarata el orden lineal del discurso, alterando la inmovilidad y pasmosa inercia de lo que se da por obvio. Su uso disloca el escenario cotidiano de las prácticas, introduciendo un mínimo gesto de discordancia, encendiendo la chispa de una sensibilidad fogosa que se deja afectar por lxs otrxs. Porque es el territorio de las prácticas, de los modos de hacer que se inscriben en modos del pensar, lo que hay que alterar. Descomponer, desmontar, desnombrar, deconstruir, como ejercicios críticos de inmiscuirse en esos silencios que cada identidad construye en las sombras que toda luz proyecta, en esos blancos que toda escritura genera, en esa indecibilidad que todo régimen del decir provoca.

Interrumpir la lógica identitaria de los géneros literarios, las disciplinas académicas, los trabajos y profesiones, produce cruces narrativos, interfaces identitarias, ficciones somáticas, imaginarios híbridos, que descolocan los horizontes de lectura sostenidos bajo la promesa de un objeto delimitado y definido, ya sea desde la pedagogía, el activismo, la literatura. Desplegar una política del deseo que se escurre por diferentes y disímiles campos, escenarios y públicos, que se encarna en prácticas educativas, afectivas, sexuales, políticas, textuales, epistemológicas, éticas. Activar un deseo de política bajo una epistemología de la ironía, que reivindico como práctica crítica frente a los procesos de institucionalización de las líneas más rebeldes de la disidencia sexual y de los feminismos, y la neutralización de una praxis agonística y belicosa tanto como de su sensibilidad contestataria. Una ironía que, sin perdonar siquiera – y por sobre todo- al sujeto de la enunciación, a fuerza de demoler ídolos y problematizar los protocolos discursivos de la era de la gubernamentalidad, potencie nuestra capacidad para reconquistar la dimensión intensiva de lo político, los antagonismos de poder y representación en torno a las prácticas de constitución de lo social, los micropoderes y las resistencias cotidianas.


El pulso de la interruqción
valeria flores




Índice

Aquí se escribe (y se corta) con la lengua, por Morgan Ztardust

El pulso de la interruqción

I

Pedregullo del habla
Escrituras cuir. El texto bastardo
Las purulencias del lenguaje
La palabra como territorio político
Prácticas indigestas de escritura
II

Aprender
Una intersección mitopoiética: feminismos y disidencia sexual
El(los) cuerpo(s) lesbiano(s): ficciones somáticas en la era post-sexual
¿Un feminismo zombi? Promiscuidad y contagio: políticas tortilleras trans feministas cuir descoloniales
¿Por qué el feminismo no coge? Dame placer y te daré la vida, dinero o teoría
Topografías de disidencias: masculinidades lésbicas y deconstrucciones heteronormativas

III

La infancia lesbiana
Pedagogías antinormativas: una herida en el corazón del saber
La pedagogía como aparato de producción corporal
Prácticas pedagógicas e imaginarios estéticos: políticas de (hetero)normalización de lo sensible
Educación sexual y dispositivo pornográfico: un currículum postpornográfico o la blasfemia sexo-educativa
Escupamos sobre la diversidad. Discursos de normalización y borramiento de identidades
Entre saber y no-saber. Desobediencia epistémica




2 comentarios:

almamartinezbarbieri@gmail.com dijo...

Hola! dónde puedo conseguir"interruqciones"?

Anonimous... dijo...

Hola Valeria ! me podrias decir donde puedo conseguir tu libro, muchas gracias. valzapy1@hotmail.com

PD: revelde, poderoso y esquisito trabajo

saludos val zapy