Archivo documental digitalizado del activismo lésbico, conformado por producciones gráficas y teóricas, registros fotográficos y sonoros, encuentros reflexivos y acciones callejeras de grupos y activistas lesbianas de diferentes momentos históricos, múltiples posiciones políticas, y diversas geografías
de Argentina. Está en permanente construcción, recibiendo nuevos aportes y colaboraciones.

viernes, 18 de julio de 2008

Fugitivas del desierto

ObrerAs del placEr

Las neuqinas Macky Corbalán, -poeta y periodista- y Valeria Flores, -docente y poeta-, llegaron a Buenos Aires para, entre otras cosas, presentar el tercer libro de Macky "Como mil flores", encontrarse con amigas, patear la ciudad aprovechando las vacaciones de invierno de ambas y, de paso por La Voz de Las Madres, sumar sus voces al "Sonidos Agitadóricos" del jueves 17. Con tiempo rescataré el audio, aquí va un bello texto que produjeron para Fugitivas del desierto, espacio desde el que intervienen e interpelan como lesbianas feministas.


"El Estado criminaliza el placer de las mujeres y autoriza la violencia contra nuestros cuerpos. El útero es el órgano confiscado. En la historia de los hombres y de dios, hemos sido capturadas en cuerpos para reproducir, para criar hijos, para servir, para
agradar, para acatar. En el capitalismo, el placer es una mercancía, somos sirvientas del placer para los otros. La precarización laboral define el tiempo de la esclavitud sexual. La plusvalía para el capital, su ganancia emocional, es nuestro agotamiento corporal. La herida, el golpe, la ley, la moral, la mirada, el asesinato, la hoguera, la cárcel, el hambre, han sido los castigos por transgredir el principio de obediencia. El neoliberalismo
nos alza como trofeo de la igualdad, con su sonrisa esperpéntica que acata y calla la pobreza que nos mata. La coerción y la restricción son las marcas de la desigualdad, que oferta comportamientos uniformes en las góndolas de la represión. Todo escenario de guerra nos degrada.

Somos las trabajadoras con cuerpos improductivos contra la explotación,
las obreras que hacemos de lo habitual la ocasión para el espasmo, para el filo del goce,
las artesanas que abandonan la pasividad para encender la intensidad del
tiempo las cautivas que destruyen las prisiones de la piel que nos niegan,
las historiadoras que trazan la desclasificación de los archivos seriales del erotismo,
las fabuladoras de pensar insatisfecho que siembran dudas, sospechas y discordia
las costureras de los hilos de rebeldía
las practicantes del arte del descalce y el intervalo que desorganiza el pacto de la mecánica machista
las constructoras que ensayan respuestas a la arquitectura de la violencia
las aventureras que experimentan formas de modificar la vida
las intrépidas que rompen la ortodoxia del placer genital
las terroristas que boicotean las lógicas patriarcales
las expropiadoras del excedente del trabajo, haciendo de la obligación una razón perecedera
las divorciadas de la matriz "femenina", de los modelos de renuncia, abnegación y sacrificio extremo
las arqueólogas de una literatura de deriva, enterrada, provocadora, que altera el "orden natural" del silencio
la mano de obra desocupada para nuestra masturbación colectiva, para las nuevas formas de hacer sexo
las predicadoras que tienen pertenencias móviles, juegos indebidos, signos indescifrables
las cocineras que hornean presentes que hierven

Porque para las mujeres obreras del placer, el placer:
es la autodeterminación, es decir NO
es una pertinaz insistencia de vida,
es el mapa de los micropoderes posibles ,
es el fluido de la conciencia que busca el consentimiento,
es el orificio por el que escapan los sonidos de la ira,
es un agradable accidente que interrumpe el escandaloso paisaje de una vida
apabullada por el acoso,
es un giro en la cuadrícula de la dominación patriarcal,
es la migración hacia el territorio inexplorado de las palabras,
es la sustitución del devenir vergüenza en devenir orgullo,
es el ejercicio diario de frustrar el diseño sumiso de las mujeres,
es la hendidura en la plana imaginería del consumo y el lucro,
es la estimulación intensa del cuerpo sin zonas rojas,
es una extrañeza en la geografía moral del cuerpo,
es la subversión de las jerarquías de poder,
es la discontinuidad con el testimonio de la penitencia,
es el desvío hacia una justicia sensible,
es la vibración nocturna en la oscilación del sueño,
es un invento ante el desgaste del discurso,
es la alteración de la coherencia del deseo,
es la distancia entre la satisfacción y el olvido.


Entre herencias de dictaduras y gritos de la tortura doméstica, las mujeres estamos afilando la lengua".

obreras del placer - fugitivas del desierto - lesbianas feministas





No hay comentarios: