Archivo documental digitalizado del activismo lésbico, conformado por producciones gráficas y teóricas, registros fotográficos y sonoros, encuentros reflexivos y acciones callejeras de grupos y activistas lesbianas de diferentes momentos históricos, múltiples posiciones políticas, y diversas geografías
de Argentina. Está en permanente construcción, recibiendo nuevos aportes y colaboraciones.

miércoles, 7 de marzo de 2018

7M Día de la Visibilidad Lésbica - CABA


Documento político: 7 de marzo - Día de la visibilidad lésbica (trans-cis) 2018

ASAMBLEA LÉSBICA PERMANENTE·WEDNESDAY, MARCH 7, 2018


En esta fecha conmemoramos el aniversario de uno de los tantos crímenes de odio ejecutados por el heterocispatriarcado. El 7 de marzo del año 2010, en la provincia de Córdoba, fue asesinada la Pepa Gaitán, fusilada por chonga por el padrastro de su novia. Recordamos hoy a la Pepa, a Marcela Crelz y a todxs nuestrxs compañerxs caídxs, quienes han vivido en su existencia lésbica múltiples opresiones bajo el sistema heterocispatriarcal.

Hoy nos organizamos haciendo visibles estas violencias que este sistema intenta imponer y normativizar, disciplinando nuestros cuerpos, goces, deseos, genitales, lenguas, expresiones de género.


Nosotrxs estamos acá, en las calles, en las marchas, en los encuentros, intentando construir un feminismo trans-tortillero que lucha para dinamitar el cis-hetero-patriarcado.

Nosotras, las lesbianas, estamos acá porque no vamos a quedarnos en el lugar que nos asignó la heterosexualidad obligatoria, esa que cree que debemos estar disponibles para los varones-cis, esa que nos manda a lavar los platos mientras otros toman las “decisiones importantes”, esa que nos dice que tenemos que ser flacas y jóvenes y que nos enseña a odiar nuestros cuerpos, esa que nos dice que nuestro destino es ser madres o que dependemos de un chongo para ser felices, esa que nos quiere recatadas, calladitas y con las piernas cerradas. Porque reivindicamos nuestro derecho a defendernos; porque sabemos de la potencia de nuestras existencias tortilleras; porque apostamos a la organización colectiva como la manera de reafirmar nuestros modos de resistencia; porque la defensa de nuestros modos de existir no es nunca una salida individual sino la capacidad de fortalecernos desde lo colectivo; nos reivindicamos, nos decimos, nos festejamos tortas, transbianas, lesbianas, chongas, machorras, femmes, bomberos, tortones, camioneras, tortilleras, desviadas, degeneradas, trabajadoras, precarizadxs, desocupades, raritas, migrantes, aborteras y todos los nombres en los que nos hemos reinventado.

En este contexto precarizador y de ajuste en el que los grandes terratenientes, patrones y empresarios que nos gobiernan nos persiguen, criminalizan y vulneran, nos urge armar redes, tramar alianzas y articular luchas. Como lesbo-trans-feministas creemos que es importante posicionarnos, no solo desde nuestra identidad sexo-genérica sino como sujetxs de emancipación de todos los tipos de opresiones que intentan disciplinar nuestros cuerpos-territorios y existencias.

Como lesbianas, exigimos y luchamos:

Absolución para Higui. Atacada por Lesbiana, presa por defenderse. Presa política del patriarcado.

No es casual que una torta chonga de barrio tenga que esperar hoy que la justicia patriarcal defina su destino. Higui fue criminalizada y privada de su libertad por defenderse de un intento de violación correctiva, es decir, un tipo de violencia sexual que buscaba no solo disciplinarla y someterla, sino también “corregirla” para volverla heterosexual. La organización de las lesbianas y del movimiento feminista logró que Higui saliera de prisión, pero aún no logramos liberarla de los cargos.

Higui, presa política del patriarcado, es una torta más de los barrios más vulnerados, que ha sufrido a lo largo de su vida múltiples violencias por su existencia lésbica y en situación de pobreza. Reivindicamos la autodefensa como reivindicamos las múltiples estrategias que las tortas de barrio crean y recrean para sobrevivir bajo este sistema de opresión.

Ningún beso nace hetero.

Hacemos visibles nuestros besos, nuestros goces y lenguas, como hacemos visibles los besos de Mariana y Rocío. Hoy Mariana Gómez está procesada porque sus besos en la estación Constitución no fueron para el consumo heteropatriarcal. Hoy Mariana está procesada porque se resistió a ser discriminada por lesbiana, por chonga. Hoy Mariana está procesada por la hipocresía de esta sociedad moralista y esencialista. Hoy Mariana está procesada por el abuso de las fuerzas de seguridad de este gobierno que nos persigue, nos vulnera y nos reprime.

Exigimos el sobreseimiento de la compañera Mariana Gómez y de todxs lxs compañerxs que el Estado persigue criminalizando nuestros goces.

Basta de persecución de las tortas que luchan.

Reivindicamos nuestras herramientas de lucha y resistencia. Nos organizamos porque sobrevivir no es suficiente, porque ante una necesidad nace la organización y porque ante la organización nace la lucha. Tomamos las calles, las plazas, las camas, los barrios, las comunas, los sindicatos, las instituciones y los espacios públicos. Nos construimos como sujetxs políticxs, recreamos y transformamos las tradicionales formas de lucha desde el goce, la fiesta y desde la rabia.

Como tortilleras creemos que durante el 7 y 8M del año pasado, al igual que en las jornadas de diciembre, el gobierno de Mauricio Macri ha focalizado su persecución y razzias hacia lesbianas y bisexuales que salen a luchar. No es novedad la persecución hacia nuestro movimiento que no solo desobedece mandatos biologicistas y esencialistas, sino que también es la desobediencia a las reformas laborales, previsionales, educativas y de salud que el actual sistema político neoliberal quiere imponer sobre nuestros territorios.

Por nuestras lesbianas mayores

Tejemos solidaridad, construimos desde el amor afectividades hacia las lesbianas mayores. Las lesbianas envejecemos, y muchxs sin familia y sin una vivienda. La precarización de nuestras vidas se acentúa en la vejez y se hace visible en la emergencia habitacional, lo que vulnera nuestros derechos a una vivienda y a una vida libre de prejuicios y mandatos sociales. Norma y Cachita son nuestros ejemplos que motorizan sueños. Sueños de vivir en manada, en un espacio donde podamos transitar nuestra vejez. Exigimos junto a ellas la continuidad del espacio cultural El Socavón, que funciona como vivienda de nuestras compañeras y como un punto de apropiación cultural barrial. Denunciamos al Gobierno de Rodríguez Larreta por querer enviarlas a la calle para hacer negocios con su propiedad.

Nuestra existencia no es una patología. Aborto Libre YA!

Exigimos al Estado la garantía de una asistencia médica a nuestrxs cuerpos disidentes respetando nuestras identidades y corporalidades; exigimos el correcto nombramiento en las instituciones y repudiamos a quienes reproduzcan cualquier conducta que atente contra nuestra integridad y, más aún, una idea arcaica y patologizadora sobre nuestros cuerpos e identidades. Denunciamos con esto especialmente al trato que recibimos las lesbianas, corporalidades trans masculinas y no binarias en los consultorios ginecológicos y en los ámbitos de salud mental. Exigimos a las instituciones educativas y de salud una correcta y obligatoria formación integral sobre las corporalidades disidentes, y la garantía de que esa formación sea aplicada a la práctica sanitaria de todxs lxs profesionales matrículadxs y otrxs trabajadorxs del ámbito de la salud; que sea aplicada como política estricta del sistema educativo, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, respetando en sí los derechos conquistados, y reconociendo la legitimidad de nuestra existencia en sí misma. Denunciamos también el recorte presupuestario y de medicamentos hacia personas que conviven con el VIH-SIDA y otras infecciones de transmisión sexual y a los obstáculos en la aprobación de la nueva Ley de VIH Sida.

Por último, exigimos la urgente aprobación de una Ley que garantice el Aborto Legal, Seguro y Gratuito para todos los cuerpos con capacidad de gestar. Aborto Libre YA!

Educación Sexual Integral

Denunciamos al Estado por su falta de voluntad y ajustes en los recursos para la implementación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, Ley 26.150. Entendemos que este tiene como objetivo la aplicación, de manera transversal y específica, de contenidos que promueven la formación de lxs estudiantes de todos los niveles, en materia de perspectiva de género y disidencias sexuales. Sostenemos que es fundamental que se asegure la transmisión de los conocimientos pertinentes, orientados a la práctica de sexualidades responsables, cuidadosas y libres para sí mismxs y para otrxs. Es un derecho de lxs estudiantes recibirla y un deber del Estado garantizarla.

Rechazamos el convenio firmado por el Ministerio de Educación de la Nación con la Fundación Conin, cuyo titular es el doctor Abel Pascual Albino, para “mejorar las condiciones de educabilidad de alumnos de nivel inicial”. Albino se ha referido a la homosexualidad como una enfermedad y al libre goce del placer sexual como un acto de tiranía y atrocidad. Albino es también quien reproduce formalmente ideas de amor romántico dentro de la cartera del Ministerio, con el fin de promoverlas. Entendemos que estos hechos ultrajan concretamente a toda la comunidad disidente y nos limitan en nuestro recorrido de luchas y derechos conquistados.

Respeten el derecho a la Identidad de nuestrxs niñxs.

Las infancias trans son constantemente vulneradas en los consultorios y en las escuelas. Si el acceso a estos y otros ámbitos se realiza con un DNI que no refleja su identidad de género autopercibida, el trato biologicista y discriminatorio es aún mayor. Denunciamos al Registro de las Personas de la Provincia de Buenos Aires, que en La Plata, Quilmes y Punta Indio negó el Derecho a la Identidad de niñxs que garantiza la Ley 26.743 y que planeaba someter a la patologización de sus vivencias, queriendo examinarlxs con equipos interdisciplinarios en una clara violación a la ley.

Bullrich: ¡metete el protocolo en el culo!

El Gobierno macrista desde su gestión en la Ciudad no se cansa de parir políticas "inclusivas" de la diversidad sexual con olor a pink washing neoliberal, que gustan de garantizar algunos derechos a gays blancos de clases privilegiadas (especialmente destinadas a aquellxs que se ajusten a los parámetros de la familia tradicional y el consumo capitalista), mientras precariza cada día más las vidas de migrantes, trabajadorxs precarizadxs, jubiladxs, travestis y todas las existencias excluidas del mercado de consumo. Por eso le decimos a Macri: NO EN NUESTRO NOMBRE. Antes que diversas, preferimos nombrarnos disidentes y desertoras de cualquier lugar que pretenda otorgarnos un gobierno de derecha para legitimarse. Porque rechazamos este juego inclusivo perverso del PRO también repudiamos el protocolo LGBT, con el que Patricia Bullrich pretende teñir de rosa la represión, detención y vulneración de nuestro derecho a manifestarnos.

Queremos un país donde el derecho, como dice el protocolo, a no sufrir durante las detenciones "dolores o sufrimientos graves, físicos o mentales, con el fin de obtener información" esté garantizado desde la democracia para todo el mundo, habiendo o no protocolo rosa.

Denunciamos este protocolo y su implementación como otro intento de legitimación social de la violencia y la represión estatales.

Además, sabemos que el protocolo impacta particularmente sobre las poblaciones más vulneradas de nuestro colectivo. En otras palabras, vuelve a criminalizar la pobreza y la protesta, un verdadero hitazo de los`90. En todo caso, si lo que le preocupa a este gobierno es ubicarnos en la "celda correcta", mejor sería que garanticen el cumplimiento de la Ley de Identidad de Género en todas las instituciones de su gestión.

Por un feminismo donde entremos todxs: tortas, travas y trans!

Desde nuestras existencias tortas apostamos por un feminismo libre de prejuicios biologicistas, centrados en definir la identidad de una persona por los genitales que tiene entre las piernas. Nos organizamos como lesbianas, pero sabemos que toda militancia desde la identidad corre el riesgo de construir murallas y generar nuevas normas que excluyan y discriminen muchos recorridos. Por eso nos convocamos este 7M a visibilizarnos como tortas, pero también a reconocernos en todas nuestras diferencias, en todas nuestras variantes, que son nuestra potencia para desarticular este sistema opresor y violento. No queremos construir una nueva norma que excluya a quienes no se ajusten a ella. Somos lesbianas, tendemos redes y articulamos alianzas con muchxs actorxs de la disidencia y del feminismo porque no creemos en los esencialismos. Entendemos también, porque hemos sufrido distintos tipos de violencias sobre nuestros cuerpos, que la lucha por la caída del patriarcado y de la heterosexualidad obligatoria no puede encontrarnos divididxs. Necesitamos el urgente pronunciamiento por parte del movimiento feminista contra la avanzada biologicista hacia personas trans y travestis. Pensar que en la palabra Mujer están incluidas les tortas y poner por fuera a lxs trans es negar nuestras subjetividades.

Justicia por Diana Sacayán y por todas nuestras travas y trans

La realidad de las existencias travas y trans nos golpea muy duro: en nuestro país su promedio de vida araña apenas los 36 años. Excluidas de los sistemas educativos, de salud y laborales, enfrentan una existencia signada por múltiples violencias, que afecta enormemente su calidad de vida. En lo que va del 2018 murieron asesinadas o por causa de enfermedades previsibles al menos 15 personas. Denunciamos el abandono del Estado y la hipocresía de una sociedad que mira para otro lado ante estas injusticias que nos golpean diariamente. Exigimos el reconocimiento del asesinato de Diana Sacayán como un travesticidio, y gritamos JUSTICIA, por ella y por todxs lxs compañerxs que hoy nos faltan. No hay ni una menos sin las travas y lxs trans!

#NosotrasParamos #NosoTransParamos

El 8 de Marzo las existencias tortas nos hacemos visibles en el Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y Transgéneros.

Paramos para hacer visibles nuestros goces, nuestros placeres, nuestras corporalidades y nuestras lenguas, tejemos redes, ganamos complicidades, buscando organizar la rebeldía y desobediencia

Paramos porque sobrevivir no es suficiente. En este contexto de ajuste y represión las lesbianas nos construimos como sujetxs políticos. Paramos para tomar las calles, los espacios públicos y los parques. Paramos para sembrar resistencia y que florezca la disidencia.



Adhieren: Asamblea Lésbica Permanente, Tortas de Barrio – FOL, Grupo Malezas, Actibanda Frente Popular Darío Santillán, Feminismo Popular y Disidente~MP La Dignidad, Varones Antipatriarcales, Frente de igualdad de Género Descamisadxs, Casa Brandon, Quimeras DS, CORREPI, Mala Junta.



fuente: Facebook

No hay comentarios: